cajas de armario

Cómo organizar la ropa de invierno: consejos útiles

Por fin empieza el frío! Me encanta la ropa de invierno: tan calentita, tan suave, tan cómoda, tan...tanto espacio que ocupa! pero no pasa nada, con un poco de organización lo conseguiremos. Vamos a ver algunos consejos que os pueden ayudar en ese necesario, pendiente y próximo “cualquier sábado por la mañana, de estos” .. ¡El frío por fin ha llegado! Y con él, llega también la necesidad de sacar toda la ropa de invierno del armario y organizarla de manera eficiente para poder aprovechar el espacio. En este artículo, te daré algunos consejos útiles para organizar tu ropa de invierno y hacer que el proceso sea lo más fácil posible.

1. Mentalízate y prepara todo lo necesario

Antes de empezar, mentalízate de que este proceso tomará un poco de tiempo, pero no te preocupes, sólo tendrás que hacerlo una vez cada seis meses. Además, si te pones música y te diviertes, el tiempo pasará más rápido. Asegúrate de tener un sitio plano para manipular la ropa, como una cama, un suelo limpio o un mueble. También necesitarás algunos productos de limpieza, como antipolillas, atrapapolvo, trapo, limpiamuebles, ambientadores y bolsas, cajas de cartón, cajas de armario, fundas trajes, rotuladores y precintos.

2. Saca toda la ropa del armario y haz una limpieza en profundidad

El primer paso es sacar toda la ropa de invierno del armario y hacer una limpieza en profundidad. Incluso si el armario parece limpio, siempre hay un poco de polvo y suciedad en los cajones y estantes. Usa los productos de limpieza que has preparado para limpiar a fondo.

3. Selecciona la ropa que puedes usar esta temporada

Una vez que hayas limpiado todo, es hora de seleccionar la ropa que puedes usar esta temporada y la que no. Separa la ropa que puede servirte para el invierno, como abrigos, bufandas, guantes, suéteres, etc. de la ropa que no necesitarás, como vestidos, pantalones de tejidos veraniegos, camisas de mangas cortas, trajes y demás.

4. Deshazte de la ropa que no necesitas

Este es el momento perfecto para deshacerte de la ropa que no te hayas puesto en la temporada anterior o que ya no te guste. Utiliza la regla de oro: si no te lo has puesto ni una sola vez en la temporada anterior, dale adiós. Esta ropa que no necesitas, la puedes donar a personas que la puedan necesitar.

5. Organiza la ropa que has seleccionado

Por último, organiza la ropa que has seleccionado de manera que puedas encontrar lo que necesitas fácilmente. Usa cajas, bolsas o estantes para guardar la ropa de manera ordenada y que ocupe el menor espacio posible. Etiqueta las cajas y bolsas para que sepas qué hay dentro sin tener que abrirlas todas. Siguiendo estos consejos, podrás organizar tu ropa de invierno de manera eficiente y aprovechar al máximo el espacio en tu armario. ¡Ahora estarás listo para enfrentar el invierno con estilo!

Mi lema:

si no me lo he puesto ni una sola vez en la temporada anterior, sayonara baby! Esta ropa que desterramos, la podemos meter en una caja de cartón para donar a personas que la puedan necesitar. El lema-

Detalles

  1. Hechas las tres categorías, empezamos metiendo en el armario la ropa de esta temporada que vamos a seguir utilizando con un orden práctico, según tus necesidades (la ropa de diario lo más a mano, un espacio para camisas, otro para pantalones, este para faldas…), y la que no nos vayamos a poner, las vamos metiendo en cajas o en bolsas.
  2. Si usas cajas, rotula muy bien y lo más específico que puedas, lo que hay en su interior, porque aunque creamos que nos vamos a acordar, no, medio año después, no nos acordaremos casi seguro! Las cajas, si son pequeñas o medianas mejor, para que nos sea más práctico a la hora de buscar la ropa, de cara al proceso inverso de próxima temporada.
  3. Si prefieres bolsas, las de aspiradora son muy recomendables, porque minimizan el espacio, eliminando los huecos vacíos, llenos de aire y la ropa no coge polvo, al estar al vacío.
  4. Para los trajes y prendas más especiales, puedes utilizar las fundas
  5. Si tienes problemas de espacio en los armarios, puede utilizar soportes alternativos, como las cajas de armario portátiles, que pueden llevarse al trastero o a casa de tu madre!
  6. Con esto, volvemos a tener el espacio plano libre y ahora sacamos la ropa que tengamos en los altillos o en las cajas de armario.
  7. Se supone que todo esto sirve para la temporada y la colocamos en su sitio, pero si crees que algo no te lo vas a poner, mételo en la caja de donación para un mejor uso.
  8. Con todo organizadito, pasamos a rotular cajas y bolsas. Si tienes hijos, a mi me gusta poner el nombre y la temporada que se utilizará, por ejemplo: Gonzalo, p/v 2015, o Abrigos Blanca o/i 2016 si son heredados de los hermanos.
  9. Antes de cerrar, metemos los antipolillas y guardamos intentando hacer el tetrix más perfecto que nunca hayamos jugado! y ya, una vez colocadito todo y bien ordenadito, ponemos ambientadores o bolsas de olor u hojas, respiramos el olor a otoño, y hacemos una foto para mirarla en la cama, agotadita de tanto trabajar, pero satisfecha con el resultado!
El lema- (1)

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.